Los Presidentes de Tribunales Superiores de Justicia piden medidas legislativas específicas ante el reto de la litigiosidad masiva

  • Las XV Jornadas Nacionales de Presidentes de Tribunales Superiores de Justicia, que han tenido lugar en Burgos del 7 al 10 de octubre, y que han congregado a los 17 máximos representantes de los tribunales autonómicos, han finalizado con un documento de conclusiones, entre las que se encuentra en tercer lugar “El reto de la litigiosidad masiva”.

El reto de la litigiosidad masiva ha estado presente en el escrito de conclusiones presentado al finalizar las Jornadas. Las dificultades en la gestión de los procesos en la jurisdicción civil y su posible traslado a otras jurisdicciones, así como la necesidad de establecer nuevas medidas procesales, como puede ser la obligatoriedad de presentación de demandas colectivas, deben ser objeto de análisis por el legislador, pues nos encontramos ante una litigiosidad evitable que consume enormes recursos públicos. Dice así la conclusión tercera:

“La protección judicial de los derechos de los consumidores reconocidos por el ordenamiento de la Unión Europea se encuentra sumida en una crisis de eficacia por las dificultades en la gestión de los procesos en la jurisdicción civil, sustanciados en forma de litigios-masa. Este fenómeno, que puede potencialmente producirse en cualquier jurisdicción, debe ser solucionado con medidas legislativas específicas.

Resulta ineludible el establecimiento de procesos “testigo”, que permitan la resolución de las cuestiones jurídicas similares planteadas en numerosos procedimientos y posterior extensión de sus efectos al resto.

Otras medidas procesales, como la obligatoriedad de presentación de demandas colectivas, la avocación directa de todas esas cuestiones al tribunal de apelación, o la aplicación de mecanismos similares, deben ser objeto de análisis por el legislador.

Constatado el altísimo porcentaje de demandas presentadas por clientes de entidades financieras que están siendo estimadas por los tribunales, invitamos a la reflexión de las distintas partes procesales en orden a evitar que se siga lastrando injustificadamente al sistema de Justicia con una litigiosidad evitable, que consume enormes recursos públicos.”



Deja un comentario