El ministro destaca la Ley Orgánica del Derecho de Defensa y la reforma de la asistencia jurídica gratuita como dos de los objetivos de su departamento

  • En su primer acto en Cataluña, Campo alaba a la abogacía catalana por su aportación de “valentía, innovación y un sentido vivo de la Justicia”

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha subrayado hoy en el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) que la abogacía tiene un aliado en el Ministerio de Justicia. “Compartimos vuestras preocupaciones porque son las nuestras”, ha señalado el ministro durante el acto solemne de celebración de la festividad de San Raimon de Penyafort. Campo, además, ha destacado el anteproyecto de Ley Orgánica del Derecho de Defensa y la reforma de la asistencia jurídica gratuita como dos de los desafíos a afrontar durante su mandato.

 

En su primer acto público en Cataluña como ministro de Justicia, Campo ha subrayado que la sociedad catalana “siempre ha sabido dialogar con el presente y ha puesto su inteligencia colectiva, cultura y talento al servicio de un futuro de libertad, concordia y bienestar.” En particular, ha señalado el ministro, la abogacía catalana aporta “valentía, innovación y un sentido vivo de la Justicia y el derecho.”

Juan Carlos Campo ha hecho de su intervención un homenaje a esta profesión, que “siempre ha estado del lado correcto de la historia” y, en plena dictadura, supo dar un paso adelante para ayudar a impulsar la democracia. Su contribución, ha dicho el ministro, es indispensable para “entender lo que somos como país y sociedad” y también para avanzar hacia una mejor Administración de Justicia.

“Tenemos una oportunidad histórica de perfeccionar nuestro marco de garantías legales”, ha manifestado el ministro, que ha llamado al colectivo a colaborar con su departamento para impulsar el anteproyecto de Ley Orgánica del Derecho de Defensa y una reforma del sistema de asistencia jurídica gratuita, “que reconozca el valor del turno de oficio y haga realidad el acceso universal a la Justicia”.

Juan Carlos Campo ha señalado también que Justicia colaborará en el desarrollo del Estatuto General de la Abogacía Española y en la mejora del sistema de acceso a la profesión, entre otras reformas que posibiliten la desconexión digital y la conciliación de la vida laboral y personal, como reclaman los letrados.

Durante el acto celebrado en el Colegio de la Abogacía de Barcelona, el ministro de Justicia ha entregado el premio ‘Memorial Decano Roda i Ventura’ a la mejor monografía a Fernando Jáuregui Campuzano, galardón recogido por Joaquín García-Romanillos, y el premio al mejor artículo a María Beatriz Goena Vives.

Además del ministro y la decana del ICAB, Maria Eugènia Gay, a la celebración solemne han asistido la consellera catalana de Justicia, Ester Capella; la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), Victoria Ortega; y representantes de la abogacía barcelonesa y catalana.

Fuente: Diario la ley



Deja un comentario